Hoy en día, una de las preocupaciones para un gran número de personas es el polémico tema del precio de la luz, y bien ¿a qué se debe está preocupación?

La subida del precio de la electricidad se ha vuelto imparable, convirtiendo a 2021 en el año más caro de la historia, alcanzado los 117,29 euros el megavatio-hora (MWh), lo cual ha desatado numerosas broncas políticas y propuestas para reformar el sistema. Tal y como muchos temíamos, debido a las distintas situaciones actuales, la luz continúa subiendo su precio.

¿Por qué debemos tener en cuenta la instalación de paneles solares para mejorar nuestras facturas, ya sea en nuestros propios hogares o para nuestros negocios?

La energía solar se está convirtiendo en una opción viable gracias a que todos podemos obtenerla, además de los beneficios que genera, de los cuales hablaremos más adelante.

Para acceder a este tipo de energía es necesaria la instalación de paneles solares, los cuales, actualmente, han mejorado respecto a su coste y eficiencia.

En primer lugar, explicaré brevemente cómo funcionan los paneles solares para aquellos que lo desconozcan, estos dispositivos aprovechan la radiación solar y, unidos a un transformador bidireccional, convierten la luz solar en energía. 


Dentro de las instalaciones fotovoltaicas podemos distinguir los siguientes tipos:

  1. Instalación de autoconsumo fotovoltaico aislado

Este tipo de instalaciones solares están formadas por una o más placas solares, un regulador fotovoltaico, la batería (o baterías) y un inversor fotovoltaico. 

Esta modalidad se caracteriza por no estar conectada a la red de distribución, lo que supone ser totalmente autosuficiente para cubrir los gastos energéticos.

Dentro de estos sistemas es necesaria la instalación de baterías para almacenar la energía sobrante. Esto supone un incremento de la inversión, pero el beneficio principal es ser independiente de cualquier compañía eléctrica. 

Este tipo de instalaciones son una buena propuesta por ejemplo para hogares rurales.

  1. Instalación de autoconsumo fotovoltaico conectado a la red eléctrica

Este modelo de instalaciones conectadas a la red de distribución permite hacer uso de ella cuando se necesite electricidad. Dentro de esta modalidad existen dos formas distintas de maximizar el ahorro con la instalación de placas solares:

Estos sistemas están conectados a la red de transporte o distribución pero tienen un sistema antivertido que evita que se inyecten los sobrantes energéticos. Para maximizar el ahorro es conveniente dimensionar correctamente la instalación para cubrir nuestras necesidades energéticas y contar con baterías que almacenen la energía para las horas que la electricidad es más cara.

En este tipo de sistemas además de suministrar energía, los sobrantes energéticos se inyectan a la red. Dentro de este modelo, las instalaciones pueden ser:

Una vez conocidos los distintos tipos de instalación y cómo funcionan debemos ser conscientes de las ventajas de cambiarse a la energía solar. Es un amplio abanico de mejoras por ejemplo destacamos las siguientes:

  1. Generar electricidad para abastecer todas las necesidades de consumo.
  2. Es una energía limpia, inagotable y renovable
  3. La energía solar fotovoltaica es abundante
  4. No hay que transportarla
  5. Ayuda a combatir la contaminación
  6. Mantenimiento mínimo
  7. Es una tecnología cada vez más barata
  8. Los paneles solares pueden durar alrededor de 30 años
  9. Energía gratuita después de la amortización

En Sunar queremos ofrecerte y animarte a realizar este cambio, poniendo a tu disposición los mejores productos e instaladores para empezar a crear tu energía limpia y hacer que te olvides de toda la polémica relacionada con el precio de la luz, porque a partir de que realices el cambio, todo serán buenas noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *