Una de las principales industrias que apuesta por las energías limpias, es el sector hotelero. Gracias a factores como las infraestructuras de los hoteles, sus superficies aptas para instalaciones de autoconsumo, junto al alto grado de radiación solar en España, hace que este sector, el hotelero, se sitúe en una situación privilegiada para apostar por la transición energética. 

Como todos conocemos, las constantes subidas del precio de la luz, hacen que el sector fotovoltaico explore nuevas fórmulas energéticas para ser aún más competitivo. Dado que el sector energético, se incrementó hasta un 469,84% en el anterior mes de diciembre, mes en el que se observó el récord con 393, 67€ por MWh, ofrece más motivos para abordar una competitividad económica sostenible.

Imagina Energía, comercializadora energética de luz que ofrece energía 100% verde en España, ha decidido analizar el potencial de la industria solar en España, a raíz de fórmulas de autoconsumo que reforzaría la competitividad de los hoteles y los planes de sostenibilidad reduciendo su huella medioambiental y emisiones de CO2.

Teniendo como referencia un hotel de dimensiones medias-altas, con unas 85 habitaciones, el consumo energético anual de estos establecimientos puede llegar a los 550 MWh. Si este tipo de alojamientos apostase por el consumo fotovoltaico, podría abastecer el 25% de ese consumo ya que cuenta con unas 1.500 horas de exposición solar al año.

Además de lo mencionado anteriormente,  para eliminar las barreras de financiación de los proyectos de energía solar, el sector hotelero puede acceder a soluciones de inversión 0 en la que no se tendría que realizar ningún desembolso inicial y acceder a un ahorro en la factura del 30% con ahorros sostenidos y un precio fijo para su energía.

Los acuerdos para la instalación solar tienen una duración media de 15 años en los que cada hotel podría ahorrar unos 400.000€ en relación con el precio del mercado diario de la energía.

A su vez, el sector hotelero tiene la oportunidad de reforzar sus planes estratégicos de sostenibilidad apoyándose en la energía solar. Con esta apuesta, contando con una red limpia y 100% solar, un hotel dejaría de emitir 143 toneladas de CO2 al año. 

Para finalizar, concluimos este apartado diciendo que este sector hotelero y su sinergia con la fotovoltaica, se traduce en un sector más competitivo y comprometido con la sostenibilidad de la industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *